Abril 2013

SIERRA DE GREDOS DESDE EL CANCHAL NEGRO (LA COVATILLA)


Desde la cota más alta (unos 2350 metos) de la estación de esquí de Sierra de Béjar-La Covatilla se puede disfrutar de un espectacular paisaje. Con solamente girar la cabeza se tiene vista de Béjar hasta la Peña de Francia por un lado, y de Barco de Ávila y Sierra de Gredos por el otro. La fotografía muestra la Sierra de Gredos, es decir, está mirando hacia el Este.

La Sierra de Gredos está constituida por rocas graníticas, clasificadas por los geólogos entre las rocas plutónicas, es decir, aquellas que se formaron por el lento enfriamiento de los magmas del interior de la corteza terrestre. 
Durante una gran parte de la Era Primaria, hace entre 600 y 350 millones de años la región del actual Gredos estuvo cubierta por el denominado Mar de Thetys en el cual se fueron acumulando, en capas horizontales oestratos, sedimentos que provenían de la acción de la erosión sobre las áreas no inundadas. Estos sedimentos se fracturaron y se plegaron debido a la acción de la orogenia Hercínica, que actuó en el periodo comprendido entre 350 y 250 millones de años atrás. Como consecuencia de los citados plegamientos, amplias zonas emergieron del mar, y al final de este periodo se produjo las ascensión de magmas fundidos que, al enfriarse y cristalizar en profundidad, originaron el granito. La erosión actuó entonces durante largo tiempo hasta que, hace entre 40 y 2 millones de años, nuevas convulsiones de la corteza terrestre denominadas orogenia Alpina originaron las elevaciones que se correponden con el actual Sistema Central. El estilo tectónico de la Sierra de Gredos es el llamado estilo germánico , con grandes bloque elevados (horst) y bloque hundidos (graben) o fosas, a partir de largas líneas de fractura. Una de ellas, aunque de mayor entidad geológica, es la llamada falla Alentejo-Plasencia, que forma el Valle del Jerte a su paso por el Sistema Central.

El espacio está, pues, compartimentado por grandes bloques delimitados por alineaciones de fracturas E-W, N-S y NE-SW, que disponen sus trazados orográficos y de fosas en bandas simples y determinadas encrucijadas, con dirección preferente este-oeste, que forman desde el sur, 1º, el piedemonte del bloque marginal hundido de la Vera y el Tiétar; 2º, inmediata y bruscamente, el bloque elevado de las sierras principales de Gredos, 3º., el bloque hundido interno de la fosa compuesta con bloque menores y divergente del Tormes y el Alberche; 4º., las sierras septentionales del bloque nuevamente elevado de Villafranca-La Serrota-Parameras. El bloque principal de Gredos es disimétrico, con un desnivel acentuado al sur y todos estos elementos morfotectónicos princiaples se dividen en otros menores que intervienen escalonando el reliece. A este dispositivo morfotectónico contrastado se han adaptado los valles y las diferencias temporales y espaciales de la evolución morfoclimática.

La Sierra de Gredos se divide en tres sectores: oriental hasta la falla del Puerto del Pico, central hasta la falla de Plasencia (Puerto de Tornavacas) y occidental o Sierra de Béjar.

El Canchal Negro


Comments