Mayo 2010

ACANTILADOS DE LA ISLA DE THERA (GRECIA)


Santorini o Thera (Θήρα) es un archipiélago de islas del mar Egeo pertenecientes a Grecia. Tienen unos 73 km2 , unos 13.600 habitantes y es uno de los destinos turísticos más populares de la zona.

A todos los que una vez estudiamos la historia de Grecia, se nos presentó como antecedentes de la cultura clásica las que tuvieron lugar en Micenas y en Creta. El final de ambas, sobre todo las distintas fases de la culturia minoica (Creta) estaban en relación con invasiones exteriores o desastres naturales. Esto último siempre sonó un poco apocalíptico y fantástico. Pues es en la isla de Thera donde encontramos pruebas de este cataclismo natural.

De hecho el archipiélago es lo que queda de una enorme explosión volcánica que destruyó los primeros asentamientos existentes, haciendo desaparecer gran parte del territorio de la antigua isla y provocando la creación de la caldera geológica actual. En la imagen desde el satélite se observa perfectamente el forma de media luna y la mordida central consecuencia de una enorme explosión que hizo salta por los aires la zona central de la isla. El relive de la isla queda conformado por unas pendientes suaves en su borde exterior, con playas y puertos, hasta unos altísimos acantilados en su parte central (tal y como se ve en la fotografía) que quedaron a modo de cráter de aquella gigantesca liberación de energía.

Detalles de la explosión

Fue entre el 1628 y el 1627 a. C., cuando la erupción del volcán terminó con una gigantesca explosión de caldera. Como efecto de la explosión la isla perdió buena parte de su superficie, y se puso en marcha un maremoto que asoló el Mediterráneo Oriental, provocando, entre otros efectos, una grave crisis de la civilización minoica de Creta. Marinatos popularizó la idea de que la explosión prehistórica de Tera-Santorini está en el origen del mito de la Atlántida.

La explosión fue muy intensa y la emisión de polvo oscureció la atmósfera lo suficiente como para que el hecho fuera observado en China. El enfriamiento del tiempo ha quedado registrado en anillos de los árboles incluso en Canadá. En Egipto, jeroglíficos datados de ese periodo muestran que la nube lo asoló; un escriba egipcio escribió: «El sol se ha ocultado, nadie se ve la sombra, las cosechas han muerto, ahora debemos sobrevivir».


Isla de Thera


Thera

Comments