Noviembre 2014

SIERRA DE SAN SERVÁN

Vista hacia el sur de la Sierra de San Serván desde el cerro de San Serván a 608 metros de altitud.

La Sierra de San Serván se encuentra en las cercanías de Mérida, casi acogiendo en sus faldas a las poblaciones de Arroyo de San Serván y Calamonte. Relacionada con la Sierra de Alange, la de San Serván se muestra como elevaciones de crestas cuarcíticas y pizarras siliceas. Supone un afloramiento de una orogenia que provocó un gran plegamiento que afectó a la parte occidental de la Península Ibérica hace entre 380 y 280 millones de años.
El paisaje de roquedo actual es que resultado de los agentes erosivos que actuado sobre la sierra dejando al descubierto los materiales más duros.

Existen además pinturas rupestres que se encuentran en el cerro de San Serván. En ellas se representan animales, ídolos, escenas de caza y pastoreo o representaciones de poder. Están datadas aproximadamente entre los años 1500 y 500 a.C. El color predominante en las pinturas es el rojo, aunque también encontramos trazos negros. Las figuras encajarían en el estilo denominado esquemático.
Las primeras noticias sobre estas pinturas son del año 1783, en el que el conde de Floridablanca las dio a conocer. Después de estas primeras noticias, varios historiadores estudiaron estos restos arqueológicos, y se aclaró así su existencia, extensión, causas, interpretación y cronología. La técnica de estas pinturas es muy uniforme, realizadas con pincel de diferentes tamaños y en colores ocres, ocres-rojizos y rojos, utilizando posiblemente polvo de oligisto, que abunda por los alrededores. El tamaño de las figuras está entre uno y sesenta centímetros, situadas normalmente en abrigos de fácil acceso.

La Sierra de San Serván según el Mapa Topográfico Nacional 1:25.000

Sierra de San Serván


Comments