El relieve terrestre

EL ORIGEN DEL RELIEVE

EL RELIEVE

La Tierra no es una esfera con una superficie totalmente lisa, tal y como puede aparentar desde el espacio. Al contrario, la superficie de la Tierra es irregular, con diferentes formas. De este modo, el relieve es el conjunto de formas complejas que componen la superficie terrestre.

En el mapa de al lado podemos ver cómo se distribuye este relieve por la superficie del planeta, correspondiendo una parte al relieve continental (el que se encuentra por encima del nivel del mar, aproximadamente un 29%) y otra parte al relieve submarino (71%).

MAPA TOPOGRÁFICO DE LA TIERRA

fuente: Wikipedia

FUERZAS INTERNAS

Para que el relieve se forme hacen falta fuerzas desde el interior de la Tierra que provoquen la elevación, el hundimiento o el desplazamiento de las diferentes parte de la corteza terrestre.

Estas fuerzas surgidas del interior normalmente tardan millones de años en la creación de las formas de relieve. De hecho, lo que nosotros vemos en el paisaje, se sigue sufriendo fuerzas internas, aunque nosotros no lo podamos percibir ya que vivimos muy poco tiempo en comparación con los años que hacen falta para que estos cambios sea perceptibles.

FUERZAS EXTERNAS

Dado que las fuerzas del interior de la Tierra tardan millones de años en formar, al tiempo que se están produciendo estas fuerzas internas, van actuando fuerzas externas.

Estas fuerzas externas desgastan, erosionan el terreno, lo modelan. Así, el agua, el hielo, el viento o la vegetación son escultores que modifican el relieve creado previamente por las fuerzas internas de la Tierra